Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.escuela-estp.es Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
Cerrar
Estás en: Inicio | Los 10 usos de la miel que te dejarán con la boca abierta

Los 10 usos de la miel que te dejarán con la boca abierta


Publicado el: 14/04/2018 0

La miel es uno de los alimentos más ricos que podemos encontrar en la naturaleza. Su sabor dulce gusta a mayores y pequeños pero lo que muchos no saben es que sus propiedades van más allá de la alimentación.



En este artículo te vamos a presentar los beneficios más sorprendentes de la miel, tanto al ingerirla como al repartirla por el cuerpo. Imposible que no te entren ganas de probar tú mismo si ese producto del néctar de las flores trabajado por las abejas es tan útil.

Cura la tos

¿Cuántas veces te ha dicho tu madre que tomes agua con miel y limón cuando tienes tos y dolor de garganta? Sus propiedades antibacterianas, antibióticas y desinfectantes alivian la tos de forma natural, de manera que la pueden tomar hasta los niños.

Limpia la piel

La miel tiene propiedades antimicrobianas e hidratantes que permiten mantener limpia y fresca la piel, especialmente partes sensibles como los labios, los codos y los pies. Solo mezclando una cucharada de miel con dos de agua obtendrás un ungüento ideal para masajear tu cara y tu cuerpo.


Embellece el cabello y elimina los piojos

Con una cucharada sopera de miel y 200 ml de agua obtendrás un champú natural ideal para hidratar el pelo, darle suavidad y brillo, regular el sebo del cuero cabelludo y combatir la caspa y los piojos (añadiendo vinagre).

Cicatriza las heridas

Si te has hecho un rasguño, un pequeño corte o una quemadura menor puedes utilizar la miel para cubrir la herida. Es un antiséptico natural perfecto para reducir la posibilidad de infección.

Regula el tránsito intestinal

Sus leves propiedades laxantes ayudan a regular el tránsito intestinal y a evacuar los parásitos. Si tienes problemas digestivos como acidez o úlceras gástricas también será muy útil para combatirlos.

Ayuda a dormir mejor

Los azúcares que contiene la miel provocan un aumento de la insulina natural y la serotonina, dos substancias que favorecen al estado de ánimo y producen una sensación de relajación perfecta para dormir más tranquilo.

Combate la resaca

Varios estudios revelan que comer miel ayuda al cuerpo a metabolizar el alcohol, reduciendo así la intoxicación y el nivel de alcohol en sangre.

Contiene nutrientes muy beneficiosos

La miel tiene vitaminas y minerales tan necesarios para la salud como el calcio, el cobre, el hierro, el magnesio, el zinc, el potasio, el fósforo o el ácido pantoténico.

Sirve como energizante

Tanto para antes como para después del ejercicio, la miel es una fuente ideal de azúcares sanos y carbohidratos. Ayuda a coger energía antes de un entrenamiento o competición y a recuperarla tras el esfuerzo físico.

Y es deliciosa para cocinar

No podíamos terminar sin nombrar el uso más conocido de la miel, que no es otro que el de ingrediente para cocinar. Es un endulzador mucho más sano que los azúcares refinados que hay en todas las casas, así que siempre que puedas deberías usarlo.


Comentar este artículo Volver arriba

Aun no hay ningún comentario.


Escribe un comentario
Validación de seguridad Captcha
Ir arriba